7 de mayo de 2017

La victoria de los perdedores

HOY por hoy sólo es noticia un medio-hecho: Eta (aún con el verdugo puesto) comunicó a las autoridades francesas las geolocalizaciones de sus arsenales: 120 pistolas y 3 toneladas de explosivos. ¿Significa esa entrega una rendición? Los  caballeros, llegado el caso de la derrota, confiaban su espada al vencedor. Don Quijote la rindió al de la Blanca Luna. Y por supuesto, con la visera alzada. En otras culturas como la japonesa se quitan la vida, todo antes que llevarla sin honor. ¿Podemos pensar que alguien que fue cobarde con un arma en la mano, dejará de serlo sin ella? Si no ha habido nadie en Eta que “diera la cara” en tal acto es porque nunca fueron soldados, sólo sicarios, asesinos. Las entregaron en su nombre unos curas, como en una escaramuza de carlistas. 

Hace años, un alto funcionario del gobierno de Aznar se entrevistó con Tony Blair, entonces primer ministro británico. Acababa él de firmar la paz con el Ira, y le dijo que fuesen cuales fueren los acuerdos con Eta, deberían escenificar la entrega de armas. No porque las armas tengan mucha importancia (al fin y al cabo el mercado negro está lleno de ellas), sino porque de toda la lucha armada sólo se recordaría esa foto. “Una derrota sin escenificación no vale nada”, le dijo; “Una derrota sin vencidos es una victoria de los perdedores”. No habrá esa foto, Eta y los trescientos mil vascos en cuyo nombre asesinaban se han ocupado de que no la haya. 

Otras veces se ha traído aquí el difícil, inestable triángulo: paz, justicia, olvido. Sin olvido no hay paz, pero sin justicia no hay olvido. ¿Quiénes han de olvidar? Las víctimas. Hoy, por el contrario, son los victimarios quienes tratan de imponer el olvido a la sociedad a la que combatieron y amedrentaron durante cuarenta años de forma despiadada y siniestra. Para ello, como han recordado algunos, necesitarán contar  las cosas de otro modo, adueñarse, como ahora se dice, del relato. ¿Y cómo? “Cambiando las armas de matar por las mentiras”, han dicho las víctimas. La primera de ellas es presentarse  como un ejército de soldados (gudaris) que tuvo sus buenas razones para matar, lo que hace de las víctimas gentes que tuvieron también sus buenas razones para morir. Han entregado las armas, pero no la verdad. O sea, no han entregado nada. Nada que traiga un poco de paz, de justicia y de olvido.

   [Publicado en el Magazine de La Vanguardia el 7 de mayo de 2017]

25 comentarios:

  1. Impecable artículo con el que estoy completamente de acuerdo.

    ResponderEliminar
  2. La historia de ETA,el trato a sus víctimas dentro y fuera del País Vasco,la "equidistancia" de mucha gente, políticos y no políticos, es y me temo que será, una mancha que quedará en la sociedad española para siempre.

    ResponderEliminar
  3. Dicen que fue y que sigue siendo la medida de la política, aquel emblema: "La economía, imbécil"; y no es cierto. La verdad es que la auténtica vara de medir y jerarquizar la honradez y la vileza de la política en general, y de la española muy en particular, no es ni ha sido nunca otra que el terrorismo: "El terrorismo, imbéciles". Y miren y constaten cuantos oportunistas del terrorismo nos quedan aún en el Congreso de los diputados.
    Y un recuerdo desde aquí a Jose Luis López de la Calle (¿cómo se ubican, ante sus bases enardecidas, respecto a su conmilitón o a Fernando Buesa o a etc. cada uno de los tres que aspiran ahora a la secretario general de su partido?, pero ¿se ubican?)
    Buen día.

    ResponderEliminar
  4. El inefable Otegui nos ha ilustrado:"Democracia es escuchar la voz del pueblo". Le faltó añadir, la voz del pueblo superviviente.
    También ha estado brillante Rufián: "En mi país compramos urnas en vez de tanques".

    ResponderEliminar
  5. ¿Saben Rufián y Otegui que las urnas que compran para ese pueblo superviviente no pasan de ser, en política, las tres medias nueces vacías que usan con el solitario guisante ciertos ciudadanos en algunos de los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa?, o ¿están tan podridos ideologicamente que son las primeras víctimas de sus propias mentiras?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ambos son lo suficientemente imbéciles como para creerse sus propias mentiras. Por increíble que parezca.

      Eliminar
  6. Jean-Jacques Pérez Rousseau9 de mayo de 2017, 18:52

    Como diría el poeta García Martín, "cuántas tonterías". Y cuántos aspavientos y cuánta hipocresía, añado yo. La historia está plagada de resultados nobles basados en acciones innobles. También de resultados innobles basados en hechos en principio muy nobles. La muy católica Francia, con su François Mauriac y su Martin Du Gard, es hoy católica porque unos asesinos vaticanistas pasaron a cuchillo a los protestantes. ETA ha creado como nadie, con más fuerza que nadie, el concepto de "nación vasca", Euskal Herria, y el concepto de lengua vasca, o lengua propia de Euskal Herria. Como nadie y con más profundidad social que nadie. Y a largo plazo todos los vascos se lo van a agradecer, está cantado. ¿Que el precio -matar gente- ha sido alto? Seguro que sí, pero es un hecho histórico, tan patente como las causas del catolicismo francés. Cuando se vaya apagando el estampido de las últimas bombas y se olviden las portadas de Prensa violentas, es claro que ETA será glorificada como una de las "fuerzas creadoras" de la nación vasca. (No voy a extenderme aquí sobre la influencia en la propia nación española, que hay mucha tela que cortar). En los libros futuros ETA aparecerá como el germen más sólido, un poco extraviado, eso sí, de Euskal Herria. Yo creo que lo sabemos todos, por más que finjamos inopia y caernos del nido. Moleste o no moleste, joda o no joda, es así.

    ¿Y a qué viene ahora desear y esperar esa especie de Misa Negra o Aquelarre litúrgico con la entrega de las armas? ¿Se encuentran ustedes bien? Ustedes no se han enterado de que ya no hay ETA. ¿Quién coño va a hacer la escenita de la entrega? Están en la cárcel, y los pocos que no, escondidos, perseguidos y huidos, por si no lo sabían. Ustedes los de corazón puro realmente le preocupan a uno. Juraría que muchos sacados de sus marciales filas preferirían tener su escenita operística, más o menos wagneriana, con ETA activa, que pasar el berrinche de quedarse sin escenita a sabiendas de que ya no queda ETA. Ya lo dijo el torero: "hay psicologías pa tó"



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El extraviado es usted, ha salido de la alcantarilla donde chapotean las ratas y se ha perdido. Vuelva al subsuelo, que es donde gente de su calaña debe penar.

      Eliminar
    2. Uno de los problemas con la ETA es hasta qué punto ha pervertido en ciertas mentes el concepto de lo ético. Esa ETA "glorificada como una de las 'fuerzas creadoras' de la nación vasca" sólo existe en las almas enfermas de cierta gente, de la que aquí el amigo nos proporciona (no hacía ninguna falta) un lamentable ejemplo.

      Pongo aquí, no para usted, que claramente tiene ya sus prejuicios sólidamente instalados en el cerebro y no va a cambiarlos, sino para gente que razone, lo que Amnistía Internacional dijo a raíz del cese de los crímenes de ETA:

      "AI considera irrenunciables algunas cuestiones determinantes, entre las que incluye el rechazo a la aplicación de la amnistía a los presos de ETA, la investigación hasta el final de todos los crímenes de la organización terrorista para evitar la impunidad...".

      Y también esto otro: "la verdad debe ser conocida, los perpetradores deben ser llevados ante la justicia y las víctimas deben obtener reparación”.

      Debe ser que Amnistía Internacional tampoco "se encuentra bien"; sólo se encuentran bien, al parecer, los que como usted justifican, y hasta jalean, los crímenes, perdón, "fuerzas creadoras" de ETA. Hay, efectivamente, "psicologías pa tó": hasta para celebrar el horror.

      Eliminar
    3. Señor Perez-Rousseau,
      le acepto lo de la matanza de San Bartolomé pero obvia un pequeño detalle. El tiempo.¿Se atreve a ser consecuente y trasladar fanatismos a través de los siglos?¿Ponemos en marcha la máquina del mito? Las horribles matanzas de los primeros sapiens no tuveiron por desgracia sus poemas épicos. Aquellos héroes más valerosos que Héctor que no tuvieron su Homero. Sin embargo aquí estamos, tratando de adecentar, si se puede, este desballestado mundo. Para que la muerte de aquellos haya servido para algo.

      Eliminar
    4. Un provocador miserable como este Ruso debe estar en el foro del Martín acomplejado y dedicarse allí a discutir de todo porque no saben hacer otra cosa.

      Eliminar
    5. El anónimo considera despreciable un foro en el que "se discute de todo" ya que "no saben hacer otra cosa". ¡Qué autorretrato!
      Aborrece que se pueda discutir de todo, sin limitaciones, le repugna la libertad y que pueda entrar cualquiera a debatir, no solo los pelotaris del blogger. "No saben hacer otra cosa que discutir", que debatir, qué gente, qué peligro.
      Ver para creer.

      Eliminar
    6. Discutir de todo porque si significa miedo al acuerdo (complejo de inferioridad). Martín es un personaje descarrilado que pretende suplir sus múltiples carencias ejerciendo la docencia permanente con sus pelotaris. Los debates, cuando se enfocan como ejercicio psicológico de enfrentamiento, resultan ociosos y gratuitos

      Eliminar
    7. J-J Pérez Rousseau13 de mayo de 2017, 12:20

      Señor/a anónimo, los únicos carriles de los que ha descarrilado el escritor García Martín son los del pensamiento trillado y adocenado, y a mucha honra. Su blog es de los más bellos que se publican en castellano, sus retratos de ciudades literarias son deslumbrantes, y es una desgracia muy grande carecer de la capacidad de apreciarlo. Como crítico, Martín es honesto, insobornable, "stubborn", inmune al amiguismo. Los debates del blog, por lo general, son inteligentes y enriquecedores. Y Martín, al que suelen apelar "buen Martín", es benévolo, tolerante y ostenta una paciencia infinita con sus detractores y discrepantes. Se lo digo como mera información.

      Eliminar
    8. Mire, estuve un tiempo participando en el blog de Martín, hasta que su sabihondez y notoria mala educación me hartaron. Lo puntualizo todo, sin el rubor de los prudentes. Por eso lo considero un penitente descarrilado que exhala no poca amargura. En resumen, se trata de un personaje insoportable solo asequible a fieles acólitos, como le ocurre a Bustamante.

      Eliminar
    9. Quiero decir que "lo puntualiza todo"

      Eliminar
  7. Jean-Jacques Pérez Rousseau10 de mayo de 2017, 12:31

    Salve, Honestos y Dignos señores Justicieros! Salve, los Puros, los que nacieron en el Lado Bueno! Son ustedes muy divertidos y les agradezco el buen rato que me hacen pasar.
    Pero no han entendido nada y confunden el discurso. Yo les hablo de historia y de hechos; ustedes responden con ética y moral, o mejor, con Ética y Moral. De lo descriptivo a lo normativo: un error de escolares. Y resulta que no hay nada menos ético y menos moral que los procesos históricos. El discurso moral es muy efectista y colorido: "desalmados, malvados asesinos, ratas, malnacidos...". Qué chisporroteo, qué fulgor, señores, no me extraña que queden ustedes hipnóticos.
    Pocos Estados ha sido tan inicuos y han causado tanto sufrimiento a la Humanidad como el Estado Alemán. Y ahí lo tienen, respetado, admirado y querido, dirigiendo a Europa. Ojo! No ahora, que son otros, sino que a los pocos meses de la derrota ya estaban las potencias ocupantes repescando nazis para poner en marcha el país, y que pudiera pagar su deuda de guerra (pago aún no concluido, por cierto). Echen una ojeada a "Después del Reich", Galaxia Gutenberg,
    ¿Y qué me dicen de los EEUU, única potencia mundial que ha lanzado un bombardeo atómico contra poblaciones, causando cientos de miles de muertos? Y sin necesidad, pues Japón tenía la guerra perdida y se habría rendido en todo caso en pocos días. Pues ahí tienen a los USA, erigidos en gendarmes del mundo, amados, tan Honestos como ustedes, visitados, ejemplarizantes. Los muertos de ETA, dolorosísimos para toda persona con sentimientos, cuantitativamente son mera anécdota frente a las cifras de Germania y de EEUU... a menos que ustedes establezcan categorías de muertos, claro. ¿Acaso es lo que hacen, señores Justicieros? Si les hablo de HISTORIA ¿por qué coño responden con moralina irrelevante?
    ¿Entienden por qué ustedes, con sus moralismos, no han entendido una jodida jota de mi discurso? ¿O necesitan otro remojón didáctico? ¿Hablamos de la tortura masiva de argelinos por las tropas francesas? ¿Hablamos de la tortura de españoles en España?
    Sacar a relucir a Amnistía Internacional a estas alturas resulta simplemente patético. ¿Es posible, es imaginable, que no se hayan enterado del doble rasero de la desprestigiada AI, dura con las bandas de unas docenas de sicarios y blandísima con los pinochetes, con los ceaucescus y con todo lo que tenga el sello salvador de "lo estatal"? Pues infórmense un poco, anden, para no ir dejando por ahí deposiciones de Santa Indignación que por sesgadas y patéticas parecen chistes con escasísima gracia.
    Salud, y den un descanso a su cerebro, que estará exhausto.

    ResponderEliminar
  8. Está claro, Rousseau, el fin justifica los medios (y dentro de cien años, todos calvos). Le entiendo perfectamente.
    Pero su razonamiento no es nuevo, es el mismo que han utilizado todos los asesinos politicos de la historia.
    También Hitler podría ser reconocido como el creador de la nación aria. ¿Qué importaban unos cuantos millones de muertos?
    Con la nación vasca lo mismo. ¿Qué importan casi mil muertos y una población aterrorizada? Lo que importa es la fuerza creadora de los asesinos.
    Claro que yo, según usted ve este asunto, debo de ser un redomado hipócrita, estoy seguramente en la inopia y creo tener un corazón puro, pero en el fondo me gustaría que la ETA siguiera matando.
    En fin, hay "reflexiones" que sólo merecen un escupitajo.

    ResponderEliminar
  9. Para este señor Rusó. Debe saber, a usted que le gusta tanto la historia, que la historia no tiene sentido. Por eso hay novelas, ética, moral y todas esas cosas que usted contrapone a la Historia, como si fueran agua y aceite. Le repito: no le busque sentido a la historia porque no lo tiene.

    ResponderEliminar
  10. Jean-Jacques Pérez Rousseau11 de mayo de 2017, 16:30

    Sin ánimo de ofender: los salivazos y los denuestos que ustedes disparan se elevan en el aire para caer sólo sobre la insuficiencia argumentativa de quienes los lanzaron.
    Se ve que ustedes lo necesitan muy premasticado, como los potitos de los bebés. Pues han tenido suerte, se lo voy a dar así de mascado.
    El discurso de ustedes viene a ser "¡son malvados, son desalmados, son criminales!" (adecuadamente declamado, porfa), un discurso meramente exclamativo, auto-laudatorio, barato a más no poder, pues no les compromete a nada y les inviste de una dignidad que no pasa de ser ostentosa y palabrera.
    Mi discurso es: "los malvados, los desalmados y criminales con frecuencia prevalecen en la historia y en la historiografía, terminan por ser justificados, exculpados, asumidos e incluso admirados". Y me remito a los ejemplos ya puestos y los que quieran ustedes añadir, pues los hay a porrillo. Añado que esto es lo que va camino de ocurrir en Euskal Herria, y no es que haga profecías, sino que recojo pruebas y señales que ya hoy día son innegables. ¿Ahora sí?
    A esto que digo, el señor Aguado lo convierte en "el fin justifica los medios". Pues que todo el santoral le conserve la vista ocular. La mental ya se la han Aguado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si está todo clarísimo: usted prefiere mil veces a la ETA antes que a Amnistía Internacional. Pues que lo disfrute con salú, oiga. Que eso le retrate perfectamente me imagino que le encantará. Me alegro. De eso se trata.

      Eliminar
  11. José María Bergés11 de mayo de 2017, 22:53

    En una cosa sí que estoy de acuerdo con quien se presenta como Rousseau, y es que los libros de historia están llenos de personas que consideraríamos detestables de no mediar las estatuas que celebran su memoria en tantas plazas. Lo que olvida es que la diferencia entre un criminal y un prócer de la patria estriba en que su causa haya o no tenido éxito. No es el caso de ETA.
    Por otra parte, puestos a exigir rigor, si hablamos de historia, las consideraciones sobre ETA como "fuerza creadora" de una futura Euskal Herria independiente supondría hacerlo desde el futuro, dado que aún no ha tenido lugar tal alumbramiento.
    Dicho lo cual, deslindado el discurso histórico del augural, y pasando al tan denostado negociado de la moral, no está de más añadir que el éxito de una causa no blanquea en absoluto la realidad de los crímenes que pretende justificar, más que para desmemoriados y aprovechados.

    ResponderEliminar
  12. Rusó, tiene un cacao mental considerable. Aquí vamos de uno en uno, no en rebaño. Así que eso de "ustedes lo necesitan todo muy premasticado…" no va dirigido a nadie. Corto y cierro.

    ResponderEliminar
  13. Creo que un criterio de sociedad civilizada es que sea capaz de hacer purgar sus culpas a los que han causado dolor y estragos, y que lo haga con todas las garantías de equidad y sin abusos.

    Igualmente creo que una vez saldada la cuenta el ex-reo debe quedar reintegrado socialmente. Creo que traspasar esa raya, buscar la aniquilación del que fue delincuente, nos aleja otra vez de la sociedad civilizada. La cuestión de los sentimientos, que son ingobernables, queda aparte y no es objeto jurídico.

    ResponderEliminar